Ir a michoacan.gob.mx

Arte en Maque Incrustado, técnica prehispánica que preservan nuestros estudiantes.

La conservación de las técnicas prehispánicas para la elaboración de maque incrustado, se ha convertido en una manera de generar ingresos para estudiantes del Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Michoacán (Icatmi).

Son un grupo de 20 artesanas que tienen varios años perfeccionando la técnica en los talleres situados de la ciudad de Uruapan. Participan en concursos y ferias del Estado y a nivel nacional, en donde, con frecuencia, obtienen los primeros lugares, ponderó Rosario Cruz García, directora general del Icatmi.

La instructora, Lourdes Pitacua Reyes, lleva once años enseñando las técnicas del maque incrustado en el instituto, “mi propósito es que el maque no muera, en Icatmi tenemos el compromiso de darlo a conocer. Se trata de rescatar las técnicas tradicionales”, enfatizó.

 

 

En tanto que, Fabiola Ventura Báez, tiene ocho años perfeccionando la técnica en los talleres del instituto, junto a 27 compañeros, en su mayoría mujeres; ellas y ellos son la nueva generación de maqueadores: “me siento muy satisfecha de estar en el Icatmi luchando por que la artesanía del maque no muera”, señaló la estudiante.

Explicó que trabajan de seis a ocho piezas al año que se venden principalmente en el concurso de maque de octubre y en el Domingo de Ramos de Uruapan, en las ferias artesanales de Paracho y la de Noche de Muertos de Pátzcuaro, así como en las diferentes ferias del país.

Poniendo en alto el nombre de Michoacán

Por su alto costo de producción, esta técnica artesanal se ha diversificado en pequeñas piezas como aretes, dijes y pulseras, lo cual permite su comercialización. Sin embargo, las piezas de mayor tamaño como fruteros, bateas, floreros, jícaras y biombos, son bien cotizados en ferias artesanales del país, incluso el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanía (Fonart), es uno de los principales compradores.

En Michoacán, es frecuente que las estudiantes del Icatmi ganen los concursos artesanales que se realizan en la categoría de maque incrustado. El año pasado, Verónica Marisol Manzo González, Elisa Hernández y Fabiola Ventura Báez, ganaron primer, segundo y tercer lugar en el concurso de Noche de Muertos 2019 de Pátzcuaro.

En los últimos años el grupo de maqueadoras del Icatmi, acumulan múltiples premios y reconocimientos, otorgándoles un lugar de forma gratuita en las ferias artesanales que el Fonart realiza en el país.

¿Qué es el maque?

El maque es una técnica utilizada por las culturas precolombinas para decorar vajillas, jícaras y bateas, en las que se depositaba y servía el agua y los alimentos. Son realizadas a partir de calabazas, maderas y frutos de árboles, llamados jícaras o hules. Para su detallada decoración, se utilizan ceras, pigmentos vegetales, de insectos e incluso metales como el oro.

La maestra del maque, Lourdes Pitacua Reyes, señala que la tradición artesanal del maque en la ciudad de Uruapan se remonta a épocas prehispánicas, donde habitantes purépechas y de otras culturas las realizan y comercializaban a gran escala.

Fray Pablo de la Purísima Concepción Beaumont, señala en su Crónica sobre la Provincia de Michoacán: “Estos tarascos los primeros inventores de la pintura, hasta, hoy no imitada en cosas de madera, que todavía se aprecia en hateas de Peribán, y en lo que hoy se trabaja en Cocupao, siendo el barniz tan constante, que apuesta con la misma pieza labrada su duración y permanencia”.